Noche de disco y jazz

torito1

Fue una noche para andar de gira. Y así lo hicimos. Puntualmente a las 22,30 Walter Lusarreta, protagonizó su regreso anual al Alto Valle. Como es sabido este excelente saxofonista hace varios años que se encuentra radicado en España.
Uno no deja de sorprenderse, y gratamente, cuando es testigo de su crecimiento. A pocos metros de él, escuché sus fraseos claros, desarrollados con exquisita soltura. Estuvo muy bien acompañado por Ernesto Pugni en batería, Andrés Furh en contrabajo y Ernesto Amstein en piano.
Abundaron los pasajes de un jazz sobresaliente y despreocupado que sólo buscaba expandirse por la noche y entre el público. Lusarreta tuvo un gesto de caballero e invitó para cerrar su presentación a un inspirado Luis Andrade que, si, terminó rockeando con sus amigos, guitarra acústica en mano. Fue un final para repetir. Por supuesto, le agradecimos a Luis por sacar de donde quiera que la guarde esa faceta suya que tanto admiramos sus seguidores.
Atención habrá más Walter en este boletín y el jueves próximo volverá al bar de Calle Pampa.
Pero faltaba mucho para decir adiós. Apenas un rato después Torito Freak festejaba en el bar de Avenida Roca y Tucumán, la salida de su segundo disco “Desparrama Alegría Remix”, un CD producido junto a la gente de Leche. Si algo no faltó en este recital fue alegría. Torito Freak hizo lo que sabe y, mejor aun, fue más allá de esos límites suyos que son realmente amplios. Se prodigó hasta las 4 de la mañana interpretando sus hits que un público de unas 300 personas se ocupó de corear.
Qué maravillosa paliza nos dieron los Torito Freak. Qué fantástica la performance de su línea de vientos (con arreglos del pianista Mauricio Lusardi) a la que se sumó, si, si, si Walter Lusarreta. Un hombre que no brilló no una sino varias veces en la madrugada roquense.
Había chicos y no tanto (como el señor mayor que les habla). Había ropas extrañas y raros peinados nuevos. Una señorita, por ejemplo, en vestidito estilo 50s con el pelito corto en onda triángulo de las Bermudas. Pibes de jean “pos carpinteros” con remeras sueltas de colores insinuantes y de mirada canchera. Animos desatados. Piel llamas. Espíritu caliente.
Detrás Torito Freak y todo lo que estos tipos representan en un lugar del mundo tan especial como este ¿Dónde sino podría nacer una banda de gente tan distinta, tan única, tan lúcidamente entregada a su obra? Patagonia, man.
Deberíamos nombrarlos a ellos y a algunos otros artistas, que nos embellecen con su arte y embellecen a la sociedad en que viven, hijos ilustres. Deberían –el municipio, una fundación, una empresa que quiera amortiguar sus impuestos, nosotros en una colecta en serio- darles una beca, un subsidio, algo, para que sigan creando, para que no cesen en su búsqueda.
Todo eso pensé mientras saltaba, mientras a los gritos coincidía con otros que ni idea quienes eran: ¡que capos! ¡que no se vayan! Y dale que va.
Una hora después, a eso de las 5 AM, Renzo, el cantante, vino y se sentó conmigo en los sillones ubicados vereda. Fue un grato honor. Nos abrazamos y sentenció: “Loco, Torito Freak sos vos, somos todos los que pasamos bien hoy”.
Me bastó para alimentar mi ego y marcharme silbando un tema que dice: “i am so cool”.
El lunes también habrá Torito Freak cuando el bar de calle Pampa festeje un nuevo cumpleaños. Sean puntuales. Empieza temprano porque a las doce se apaga el sonido.

Nota: las fotografías no corresponden a los espectáculos. Ya lo resolveré.

Anuncios

La alegría remix

torito

Poco después de festejar su cumpleaños, “Torito Freak”, estrena un nuevo disco llamado “Desparrama Alegría Remix” que tiene varias sorpresas, entre ellas una poderosa línea de vientos que podrá disfrutarse en su presentación. Los amantes del sonido fiestero de la banda roquense podrán escucharlos hoy a las 22 en Roca.

Con cinco años en la ruta “Torito Freak” ha decidido revisitarse. Lo hace a través de un espléndido disco llamado “Desparrama Alegría Remix” (producido en sociedad con la revista “Leche”), un hecho artístico que merece celebrarse. No por nada se presentan hoy a las a las 22 en Urbano de Roca. Y si, la alegría seguramente hará estallar las ventanas.
Uno lo recuerda a Renzo tan cabal y pleno en el escenario que no quedan dudas al respecto: él debe ser la voz cantante también fuera del escenario. Pero no, “Torito Freak” nos tiene reservadas un par de sorpresas. Una de ellas es la verborragia disparatada de su excelente guitarrista Martín Zárraga. La otra, la fila de vientos que se han sumado especialmente para la grabación del nuevo CD y que estarán  formando parte de la banda hoy por la noche. 
Pero volvamos a Martín. Su guitarra le otorga un espíritu entre salvaje y divertido a todas las canciones de “Torito Freak”. Buena parte del característico sabor que deja en el paladar el sonido de la banda está relacionada con el talento y el buen criterio que tiene Martín para condimentar los temas. Sus solos embellecen las composiciones y las vuelven ágiles. De modo que, hecha esta advertencia, uno le perdona todo. “Río Negro” conversó con él, Mauricio Lusardi (piano), Renzo (vocalista) y Cuky (guitarrista) horas antes del recital. Gustavo Giannini (bajo) estuvo pero permaneció en silencio. Fernanda Archanco (coros) y Guillermo Ochonga (batería), ausentes con aviso.
-¿Cómo se genera esa ya reconocida química entre ustedes y la gente, puesto que los va a ver un público diverso y numeroso?
-Martín: mirá, eso pasa por mi. O sea, yo me pongo a tocar con dos borrachos que encontré en la esquina y ya está, loco, viene la gente sola. (risas)
-Cuky: este Martín (el guitarrista mueve la cabeza como negando, pronuncia el “este Martín” con el tono de un padre resignado). Si, es verdad, este Martín…
-Renzo: la gente viene dispuesta a divertirse. Aunque nos sigue un público que nos resulta familiar es muy lindo cuando nos felicitan personas que no conocemos. Tenemos una onda contagiosa.
-Cuky: son varios elementos los que confluyen el estilo disco, el funk, logramos una música contagiosa y que no tiene edad.
-El clima fiestero es una de las caracteristicas de “Torito Freak”.
-Cuky: en el cumpleaños de Roca vimos como la gente al toque se ponía a bailar, vienen predispuestos.
-¿Pueden hablarme de la energía que emana del grupo y que se hace evidente durante los shows?
-Martín: primero somos amigos. Amigos que tocan. Venimos de compartir asados, picadas. Muchas veces antes de ir a tocar estamos charlando y pasándola bien. En el escenario se mantiene lo que tenemos ahí, antes del recital.
-¿Qué me cuentan de este nuevo disco?
-Cuky: Surgió la posibilidad de hacerlo con la revista “Leche”, algo que también nos permite mayor difusión. Básicamente son nuestros temas, los del disco “Desparrama alegría”, pero remixados con una línea de vientos que engordó el sonido y una producción que nos ayudó a plasmar más ideas.
-Mauricio Lusardi: Hicimos crecer el sonido y eso enriqueció la música.
-¿Cómo es el trabajo compositivo de la banda en general?
(aquí todos miran a Cuky y sonríen sin malicia con una complicidad evidente entre buenos muchachos)
-Renzo: Cuky es quien compone todo. Después lo trae al grupo. Para el disco fue distinto porque Mauricio fue quien hizo los arreglos y se encargó de los vientos.
-Martín: ¡grande Mauricio! (gritos y aplausos)
-Y vos Martín soleas.
-Y claro, es lo que me gusta hacer.
-¿Qué le dice “Torito Freak” a los chicos que se inician en esta ruta?
-Martín: que toque lo que les venga en gana.
-Renzo: si y que lo hagan con amor.
-Martín: que toquen con ganas de tocar, que no se encasillen, que busquen.
-Después de esto ¿hay material para otro disco de temas originales de “Torito Freak”?
-Cuky: ya tenemos 6 temas nuevos y dos covers preparados, así que esperamos que pronto Torito, que por los años que cumplió ya es un Toro, saque un nuevo disco.