Otro poema de amor

El amor como una experiencia sin sentido. Como un combate cuerpo a cuerpo. Como una tormenta desgarrando tus pupilas. Como un beso que huye. Como un volcán en erupción. Como un camaleón. Como un monstruo invisible que se disfraza en tantos cuerpos. Como la piel. Como el río que fluye montaña abajo. Como un cartel de neón en la ruta. Como un libro subrayado a tres colores. Como un teorema que no puedes resolver. Como un mantra perpetuo que te anula. Como la promesa de Buda vertida sobre el sexo de tu amante. Como el anillo perfecto que compraste a la persona perfecta pero que jamás le regalarás. Como las cartas sin remitente. Como una canción que no puedes dejar de escuchar. Como el primer avión que te tomas para olvidar y permanecer. Como un cigarrillo en ayunas. Como el vaso de whisky sobre la barra que alguien borracho se ha olvidado. Como la conversación que da vuelta todas las fichas. Y donde había blanco, ahora sólo hay negro. Y música en lugar de silencio. Como el laberinto en el que te metiste y del que no podrás salir. Como el dolor que causaste pensando que dabas amor y del amor que recibiste inmerecidamente. Como una promesa dicha una tarde gris y aburrida. Como una tela en blanco que debes comenzar a pintar ahora mismo. Mientras lloras y respiras.

Anuncios

Una respuesta a “Otro poema de amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s