Versiones

Smells like a teen spirit

Wonderwall

Hay versiones de nuevos o legendarios clásicos que hacen sentir que las canciones tienen más de una vida. Tantas hay como para elaborar fantásticos charts donde se encontrarán las mejores reelaboraciones de todos los tiempos. Desde una melodía de Bach, volcada a un tiempo menor por Phil Collins (y convertida en hit), hasta la bucólica intensión de Sid Vicius de parodiar a Frank Sinatra, pasando por los estandar de jazz pasados en limpio entre las paredes de la garganta de Rod Steward. Es decir, hay mucha tela para cortar.

Ultimamente me he encontrado con dos versiones de dos grandes temas del rock de los 90 que, literalmente, me han hecho estremecer. Aunque en estos casos suele decirse: me volaron la cabeza. Pues si, me la volaron.

Una es la que ha hecho ese muchacho de mirada pícara llamado Ryam Adams (no Briam) sobre “Wonderwall” de Oasis. No es accesorio recordar que “Wonderwall” contiene una de las más bellas letras del rock de todos los tiempos. Noel Gallagher va a quedar en la historia del género por muchas de sus composiciones pero sobre todo por esta. Versionarla es un acto de audacia y hasta cierto punto una forma de mostrarse rebelde frente a un grupo que siempre se jactó de belicoso. Pero, bueno, aquello es una postura generacional y “Wonderwall” una declaración de amor.

Si bien las comparaciones no vienen al caso, lo cierto es que Adams ocupa espacios vacíos y sigue nuevos caminos para llegar al mismo punto. Siendo diferente homenajea el verso y la melodía de “Wonderwall”. Su voz se arrastra nota tras nota y apenas se apura antes de llegar al final de cada frase. Un hecho que no pocas veces culmina con una suerte de falsete, de vocalización sobreexigida, como quien canta en la madrugada sin mayores pretenciones. El músico se hace acompañar por una guitarra acústica, con la que puntea las notas básicas del tema, obviando la posibilidad de un acorde que se imprima por sobre su interpretación. Desde un imaginaria penumbra Ryam Adams canta: “Because maybe/You’re gonna be the one who saves me?/And after all/ You’re my wonderwall”. Y el efecto no puede ser más definitivo. Nos deja solos y en un raro silencio.

La otra canción es “Like a Teen Spirit” de Nirvana, versionada en este caso por Patti Smith ¿Quién sino ella podía tomar las piezas de este himno generacional y poco menos que reinventarlo en una pequeña sinfonía acústica donde son las cuerdas las que apuntan el ritmo que originalmente le pertenece a una batería omnipresente? Patti, la reina del punk rock, la soberana de los pelos enmarañados, la vocera de un discurso inconformista que se ha expresado de un modo original y ejemplar a través de los años. Y ahí está, Patti, chamánica y visceral en esta mirada distinta del clásico del rock que una vez alimentó el alma de Kurt Cobain.

En Youtube, cuando no, hay un video muy mal grabado pero que al menos tiene la virtud de conservar el sonido de Patti Smith en un concierto para poca gente, donde cantó este arreglo. Su interpretación le nace en el vientre. Donde todo pasa: el deseo, el sexo y la maternidad. Te eriza la piel.

No hay que buscar demasiado como sucedia en antiguas épocas. Ambas versiones de las que hablo se pueden escuchar en el sitio deezer.com. Otro lindo hallazgo para quienes aman la música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s