Frío en verano

Después de los 10 bajo cero todo se detiene. El ciclo de las mareas. El tiempo. Las gaviotas quedan suspendidas en el aire hasta que llega la primavera. Las parejas desprevenidas protagonizan un involuntario coitos interruptus sin fecha de caducidad. Y tus ojos verdes permanecen abiertos como si estuvieras despierta aunque duermes el sueño eterno.

Solo

Brindas en la noche bebiendo del pico de una botella que te costó un respingo al pagar. Imaginas el norte. Lo deseas. Playas calientes. Chicas en bikini. Sexo en la arena. Ron. Dejas pasar el tiempo sin codicia. Frente a ti emergen los glaciares. Estás solo. Ningún fantasma atraviesa los poros de tu ropa.