Dime

Dime que no he sido yo quien te hizo sangrar. Dime que no fue mi violencia. Que no fueron mis palabras. Dime que no te he hecho daño con mi torpeza y mi ansiedad. Dime que no lo he arruinado todo llevándote de un lugar al otro detrás de sueños imposibles. Dime que soy más responsable de tu felicidad que de tu angustia. Dime que contestarás mis cartas. Mis indirectas. Dime que volveremos a brindar. Y planificaremos fines de semanas sentados en el pasto. Dime que hay tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s